A veces tomamos decisiones precipitadas que luego lamentamos. Ante un problema lo primero es buscar las soluciones. Digo esto por el caso de un amigo, algo que le pasó hace poco. Resulta que vive en una zona donde el voltaje eléctrico es muy bajo, por tanto, muchas veces no puede poner a funcionar varios equipos eléctricos al mismo tiempo. Cansado de esta situación decidió vender algunos equipos electrónicos, los que consideraba menos necesarios. Al enterarme de esto le hablé de la venta grupos electrógenos, pues en estos equipos estaba la solución. Mi amigo no había pensado nunca en comprar un grupo electrógeno, aunque conocía estos equipos siempre había pensado que eran más bien para empresas, para grandes inmuebles. Cuando le dije que podía comprar uno de ellos e instalarlo en su casa vio los cielos abiertos. Ya no tendría que vender sus equipos.

Si estás en este mismo caso, debes comprar un grupo electrógeno que pueda alimentar a todos los equipos eléctricos de tu casa. Haz la suma de todas las potencias y busca un grupo que tenga igual potencia que la total o, incluso, un poco más. Y solucionado el problema!