La última tecnología para podar puede revolucionar el mundo de la jardinería. Con solo dar un clik aquí entenderás de lo que hablo y es que esta herramienta, útil y accesible ha ido evolucionando según ha pasado el tiempo.

 

 

En su mecanismo básico las hojas de las podadoras con los cantos afilados cortan los objetos que se sitúan entre ellas.

 

Las podaderas se caracterizan por la menor longitud y mayor robustez de las hojas. Pueden tener una sola hoja afilada o las dos.

 

Pueden variar desde el trabajo más manual al de estilo más mecánico. Por ejemplo: las tijeras de podar, las cuales con sus hojas curvas hacen cortes limpios y cercanos al tronco.

La podadera de yunque: consta de una hoja afilada que presiona sobre una superficie plana que hace las veces de yunque.

Además también está la de brazo largo. Cuenta con asas extensas de modo que se ejerce un esfuerzo incrementado de palanca. De este modo, puede cortar tallos más gruesos que las simples tijeras.

También se utilizan aquellas de varilla. Constan de un elemento cortante situado al final de una varilla que se acciona mediante un cordel. Se utiliza para cortar ramas muy elevadas o de difícil acceso.