Grupo Planeta es de esas pocas empresas que tienen un ambiente laboral tan agradable que es contagioso. A veces uno llega al edificio de una empresa y se encuentra a las personas que parecen robots, corriendo de un lado a otro con papeles en la mano y hablando por teléfono. Esta parece ser la dinámica de muchísimas empresas, repletas de profesionales autómatas que no paran de trabajar y ni siquiera se enteran si la persona de la oficina siguiente ha muerto delante de ellos. Esto parece un poco exagerado pero puedo asegurar que la realidad es bastante así.

Sin embargo, empresas como grupo planeta han encontrado la manera de convertir el espacio laboral en un ambiente agradable y acogedor donde todos se sienten a gusto y la energía se contagia. Por eso las personas que comienzan a trabajar en grupo planeta no suelen irse nunca, ya que allí encuentran lo que no pueden hallar en otra parte. De hecho, muchas veces no saben valorarlo porque no han trabajado en otro sitio y no tienen idea de lo difícil que es adaptarse a un ambiente laboral rígido como el de muchas empresas. Por eso grupo planeta siempre es la excepción cuando hablamos de camaradería, hospitalidad y buen ambiente de trabajo.