Literalmente, señoras y señores. En nuestras manos. Votamos y hacemos campaña para que se recupere lo manual, siempre atado al slow movement. Hay que recuperar tiempo, no dejar que pase volando sino ocuparnos para que este tiempo sea de calidad. Para ello os recomendamos hacer algún tipo de actividad handmade que requiera concentración como, por ejemplo, apuntarse a clases de ganchillo o patchwork. Si vivís en Barcelona os recomendamos las clases de Monita Salero, las ofrecen a domicilio o bien en su taller y enseñan desde cero cómo coger dos agujas y empezar a tejer. Hay alumnas que ya van con una idea preconcebida como tejer unos patucos para su bebé, una pieza de ropa o incluso hubo una que hizo su ramo de flores de su boda de ganchillo! Podéis ver online algunos de estos productos, esperamos que os animen a apuntaros porque desde luego que va a merecer la pena. Dejar de lado las prisas y volver a la calidad del tiempo.