Estos grupos electrógenos que se muestran en la imagen son parte del complemento tecnológico que requieren los especialistas para la aplicación de sistemas ATS.

En España, las siglas ATS son: Ayudante Técnico Sanitario, nombre que se otorgó según he podido investigar, durante la segunda mitad del siglo XX a la profesión que abarcó a los antiguos sanitarios.

Uno de los sistemas que más demanda estos grupos electrógenos, siguen siendo precisamente el sector de la salud. Cada hospital en el mundo, debe poseer al menos un equipo de estos, que abastezca de corriente eléctrica toda la institución para que no paren los servicios médicos.